Regresar a Contenido
Regresar a Contenido

Déficit Auditivo


Concepto:
En la actualidad se entiende por discapacidad auditiva lo que tradicionalmente se ha considerado como sordera, término usado generalmente para describir todos los tipos y grados de pérdida auditiva e hipoacusia; de manera que el uso del término sordera puede hacer referencia tanto a una pérdida auditiva tanto leve como profunda. Es posible realizar una distinción entre el término sordo e hipoacúsico. Se denomina terminológicamente como sordo a aquella "persona cuya audición residual imposibilita la comprensión de la palabra por vía auditiva exclusivamente, con o sin ayuda de prótesis auditivas". Y se establece el término hipoacúsico para "aquellas personas cuya audición residual hace difícil pero no imposible, la comprensión de la palabra por vía auditiva exclusivamente, con o sin ayuda de prótesis auditivas, teniendo formación básica del lenguaje interior". La pérdida de audición (hipoacusia) puede clasificarse atendiendo a tres criterios: momento de adquisición, localización topográfica y grado de intensidad.
Se clasifican en:
Hipoacusia leve: umbrales entre los 20 y 40dB
Hipoacusia moderaad: umbrales entre el 40 y 70 dB
Hipoacusia severa: umbrales entre 70 y 90 dB (uso de audífonos)
Hipoacusia profunda: umbrales que superan los 90dB. No perciben la voz.
Anacusia o cofosis: Perdida total de la audición.
Así mismo las hipoacusias se clasifican de acuerdo a la parte del oído que este afectada:
Hipoacusia conductiva o de transmisión: existe una deficiencia de la transformación de energía en forma de ondas sonoras a ondas hidráulicas en el oído interno, que impide que el sonido llegue a estimular correctamente las células sensoriales del órgano de Corti por lesiones localizadas en el oído externo y /o medio. Una pérdida auditiva es conductiva cuando hay un problema con el conducto auditivo externo, el tímpano, y/o los huesecillos que están conectados a éste. Si la cóclea es normal provoca una pérdida auditiva de 60 dB como máximo, suficientemente grave para comprometer la adquisición del lenguaje, pero susceptible de amplificación.
Hipoacusia peceptiva o neurosensorial: existe una inadecuada transformación de las ondas hidraúlicas en el oído medio en actividad nerviosa por las células ciliadas o en las vías auditivas. Existe también la sordera cortical. Los trastornos de percepción y del lenguaje que se generan a causa de una lesión en el oído interno y/o las vías nerviosas auditivas indica una pérdida superior a 60 dB.
Hipoacusia mixta: debido a alteraciones simultáneas en la transmisión y percepción del sonido/lenguaje, es decir por patologías que afecta a la estructura del oído.
Regresar a contenido
Regresar a contenido